como distribuir un vestidor

¿Tu armario ya no es suficiente para mantener todas tus cosas dentro? Si cuentas con una habitación, o un espacio amplio que no está en uso, puedes convertirlo en un maravilloso vestidor.

Puede parecer un trabajo complejo, que solo puede ser realizado por un profesional, pero en este post te mostraremos todos los pasos necesarios para que sepas cómo distribuir un vestidor por ti mismo.

Tipos de distribución para un vestidor

 

Crear un vestidor desde cero no es tan difícil como se puede llegar a pensar, lo más importante es conocer los diferentes modos de distribución que existen, aplicar aquella que mejor resulte en el espacio que tienes disponible y ponerte manos a la obra.

Distribución simple

Se trata de la más básica de todo el repertorio y consiste una pared que se compone de armarios. Por lo general es la que más se usa para habitaciones que tienen una sola pared o con dimensiones reducidas.

Distribución en L

Es un tipo de distribución para áreas grandes, donde se pueden aprovechar al máximo cada uno de los espacios disponibles.

Distribución en U

Esta es una de las mejores formas de optimizar el espacio destinado al vestidor, ya que ofrece una gran posibilidad de almacenamiento extra en comparación con otros modos. Sin embargo, es necesario que se disponga de una habitación completa o de una zona bastante grande para poder llevarla a la realidad.

Distribución enfrentada

Con este tipo se puede crear un vestidor excelente, pero es necesario que existan dos armarios, uno frente al otro, donde se puede acceder a ellos mediante un pasillo que cruce por ambos. Es usual ver este estilo de distribución en casas grandes, donde se puede destinar una habitación completa para ello.

Vestidor abierto o cerrado: ¿Qué conviene?

 

Cualquiera de estas opciones es válida, pero la funcionalidad depende del tipo de distribución, si es casa o departamento, espacio que se tiene destinado y otros factores.

  • Un vestidor abierto se caracteriza porque permite ver por completo todo lo que hay dentro. Es bastante amplio, pero acumula mayor cantidad de polvo y suciedad.
  • Un vestidor cerrado directamente aísla con puertas todo el contenido dentro del mismo, la mayor desventaja es que no permite ver todas las zonas de un solo vistazo.

La creación y distribución de un vestidor no es demasiado complicado, solo es necesario tomar las decisiones correctas, teniendo conocimientos previos para escoger un estilo ideal para tu vivienda y tus necesidades.

Si quieres saber más sobre vestidores o armarios puedes seguir nuestras noticias e información en http://www.armarios-marbella.es/