tienda de armarios en marbella y costa del sol

En el momento en el que tenemos que amueblar o reformar nuestro hogar, serán muchas las dudas las que se nos presentarán y una de las más habituales es saber que modelo de armario es el que vamos a instalar en el dormitorio. Para saberlo, habrá que analizar las características de nuestra casa, nuestras necesidades y, por supuesto, nuestros gustos.

Lo cierto es que existen diferentes tipos de armarios y cada uno de ellos cuenta con diferentes características.

Tipos de armarios

Los armarios se pueden clasificar en básicamente tres tipos: empotrados, exentos y vestidores. Sigue leyendo para descubrir las características de cada uno de ellos.

Armarios empotrados

Estos armarios son de obra y están completamente integrados a la pared, como si fuera una despensa de las que había antiguamente.
Su gran ventaja es que ocupan muy poco espacio, pero al mismo tiempo, al abarcar prácticamente toda la pared, nos ofrecerá una interesante sensación de amplitud.
Para conseguir aprovechar el espacio al máximo, lo habitual sería que el armario fuese diseñado a medida, en base a lo que nos haga falta.
Es importante apostar por un diseño que pegue con la pared, así como con el resto del mobiliario, logrando un efecto visual muy característico.

Como inconvenientes podemos destacar que su precio es más elevado (al tener que hacer la obra) y que no podremos moverlos de sitio. Si quisiéramos deshacernos de ellos, tendremos que hacer una nueva obra.

Armarios exentos

Son un tipo de mueble que, al igual que el resto de mobiliario, ocupará una parte importante de la habitación.
Se caracterizan por estar disponibles en prácticamente cualquier tipo de color y de material; por ejemplo, los hay de acero, de tela, de acabados brillantes o mates, de apariencia infantil para la habitación de los niños.
Además, también los podemos encontrar en muchos tamaños, no haciendo falta que lo tengamos que pedir personalizado.
La desventaja de comprar un armario exento es que ocupan bastante espacio (por lo menos de manera visual al no estar integrados en la pared con los tipos anteriores). No obstante, siempre podemos aprovechar un hueco “vacío” para colocarlo.

Armarios vestidores

Y terminamos con los armarios vestidores que son una cabina con el espacio suficiente como para que nos podamos meter dentro a vestirnos. Si dispusiéramos del espacio, probablemente todos y todas nos decantaríamos por esta opción.
Si el vestidor es lo suficientemente amplio, incluso hasta podemos meter una silla o asiento para probarnos zapatos, un espejo para ver cómo nos queda la ropa, etc.
Las ventajas de los vestidores es que son capaces de aprovechar el espacio a la perfección pero requerirán de hacer una buena inversión y estamos hablando de un espacio que no se va a recuperar, que vamos a perder una habitación para hacerlo realidad.

Todos los armarios están disponibles en puertas con frente abatibles y correderas, además es posible personalizar el interior del mismo para adaptarlo a sus necesidades de almacenaje, tanto los módulos, puertas, acabado interior, cajones, bandejas, baldas, tiradores, cierres, pantaloneros etc…, disfrute de un armario a medida y 1oo% personalizado.

Ahora que ya conoces los diferentes tipos de armarios vestidores que existen, lo tendrás mucho más fácil a la hora de elegir el adecuado para tu casa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *